Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Identidad Digital - 01/05/2017

Nuevos acuerdos TIC con mis hijos

3 min Tiempo de lectura

Después de estos últimos meses en los que hemos tenido algunas incorporaciones tecnológicas en la familia, hemos visto claro la necesidad de plantear nuevas negociaciones de uso con nuestros hijos.

No es fácil por la diferencia de edades (casi 6 años en una etapa preadolescente son una vida) y por la diferencia también de ciclos académicos (ElMayor ya en secundaria y ElPeque apenas empezando primaria) pero estamos intentando llegar a varios acuerdos de aplicación general y, desde luego, algunos a nivel particular:

Los usos

Hemos acordado que tanto el ordenador como las tablets se usaran en días laborables sólo para la consulta y realización de los deberes TIC. Sé que suena un poco militar, pero es que si no limitamos el uso en días hábiles, con las pocas horas que tienen después del cole, no les entusiasmaría hacer otras actividades en casa, sobre todo cuando las tardes son más cortas y frías.

En fines de semana habrá total libertad para escoger que uso quieren darle tanto al ordenador como a las tablets; como tenemos instalado el servicio de control parental Movistar Protege, podemos darles esa libertad de escoger si los quieren utilizar para juegos online, para ver vídeos o hacer búsquedas, o simplemente para jugar con las apps que tienen instaladas en dichos dispositivos.

Los horarios de uso

Como no queremos que el ocio digital interfiera en los deberes escolares ni con otras actividades lúdicas y familiares, hemos acordado que durante los días laborables (hábiles) sólo podrán hacer uso de los dispositivos para ocio, los miércoles, por ser un día intermedio y ser uno de los tres días de la semana que llegan a casa más pronto.

En fines de semana hemos acordado que, salvo que haya otra actividad familiar, podrán hacer uso en la mañana después del desayuno y en la tarde, después de la comida con la condición que parte de ese tiempo lo usen para jugar juntos. Esta ha sido uno de los nuevos acuerdos, porque si bien nos mantenemos en el límite de tiempos, si queremos fomentar que jueguen juntos… ya es suficiente la diferencia natural de edades que existe entre ellos, así que al plantearles el juego juntos, les estamos fomentado una unión y camaradería. Debo decir que por ahora están encantados y nos ha servido para que estén mucho más unidos.

Los límites de tiempo

Aquí no hemos variado mucho nuestros acuerdos de uso. Desde que ElMayor empezó a utilizar los dispositivos digitales y las consolas de videojuegos, hemos limitado su tiempo de uso, así que para él ya es algo asumido y normal. Su hermano, por su parte, siempre lo ha visto y es aún más natural para él, al punto de ser él mismo quién pone el timer en el caso de los videojuegos de consola.

Nuestro límite está fijado en una hora por sesión. Es decir, que pueden utilizar los dispositivos para ocio durante una hora los miércoles, una hora los viernes en la tarde, una hora en la mañana y una hora en la tarde de los sábados y domingos. En total llegan a poder jugar hasta un máximo de 6 horas a la semana, aunque en la práctica siempre es mucho menos ya que, tanto sábados como domingos, las actividades familiares suelen desplazar el ocio digital de la tarde.

En las tablets y en el ordenador, con el limitador de tiempo de Movistar Protege lo tenemos controlado y, como os comentaba, para el tema de las consolas de videojuegos, utilizamos o bien un timer externo o bien la configuración interna que, tengo que confesar…,con la PS4 nos ha costado lo suyo configurar.

En esto de las nuevas tecnologías no soy de las que considere que hay que demonizar, más bien creo que es mejor llegar a un equilibrio entre el tiempo y los usos para que haya cabida a todo para todos los gustos. Nuestros hijos ya tienen otra forma de divertirse y de relacionarse con el mundo, que a nosotros nos cuesta un poco más entender y asimilar, así que con acuerdos e información, se puede fácilmente llegar a un punto intermedio en el que el uso de dispositivos digitales sea una ventaja y no un problema.

¿Y tú, cómo negocias con tus hijos?

Autor: Catalina Echeverry, creadora del blog Mamá También Sabe

Volver